Mario Pérez “Soy una persona que no se mueve por el interés económico, sino por el trato cercano y la ayuda a los demás”

Mario Pérez

Con tan solo 25 años, Mario Pérez es concejal del Área de Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Alhaurín y preside las Nuevas Generaciones del Partido Popular de la localidad. Comenzó su brillante trayectoria política a la temprana edad de 16 años y, desde entonces, no ha parado de trabajar por su tierra, de la que habla con orgullo. En él, descubrimos a un político de raza, cercano y seguro de sí mismo, cuya principal vocación es el servicio público.

Mario, lo primero que llama la atención cuando te descubrimos como Concejal de Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre es tu juventud. Siendo tan joven, ¿en qué momento te planteas dedicarte a la política?

Mi entrada en la política, todavía puede sorprender más, la hice con dieciséis años. Fue cuando me afilié al partido político que hoy gobierna en Alhaurín de la Torre y empecé a trabajar, sobre todo, por mi vocación de servicio público, de ayudar a los demás. Me llama mucho la atención el contacto con las personas más desfavorecidas y con aquellas que pertenecen al ámbito rural. Tenemos muchas zonas rurales en Alhaurín de la Torre y esa fue la razón por la que decidí afiliarme a un partido político. Después de varios años trabajando, con dieciocho, ya fui en lista con el alcalde, pero era muy joven e iba en un puesto que no era de salida. No fue hasta los veintidós cuando entré directamente en el Ayuntamiento de concejal, pero nunca ha sido el cargo lo que más me haya importado. De hecho, me planteé que si no hubiera habido opción de salir de concejal lo hubiera hecho de forma voluntaria, porque no soy una persona que se mueva por el interés económico, sino por el trato cercano y la ayuda a los que lo necesitan. Esa es la mayor vocación que me trajo hacia donde estoy ahora, pues tampoco tuve influencia familiar como pasa en algunos casos.

Precisamente, hablando de la influencia familiar. ¿Cómo se tomaron tu familia y amigos ese camino que encauzaste hacia la política?

He tenido la suerte siempre de que en mi casa se nos ha dado la libertad para que cada uno, dentro de un orden como es normal, hiciera y se dedicara a lo que quisiera. Si querías estudiar podías estudiar lo que te gustara y si no, trabajar. Entonces, dentro de toda esa libertad que hemos tenido y que se la tengo que agradecer a mis padres, ellos siempre me han apoyado. Nunca han sido padres de imponerle nada a los hijos, porque ellos creen que es un error imponerle a los hijos lo que tienen que hacer o a lo que se tienen que dedicar, ya que después seguramente lo harán condicionados y, al sentirse influidos, no harán verdaderamente lo que les gusta. Yo tuve libertad plena para meterme en política e incluso para dedicarme al cargo que hoy ocupo con apoyo total por su parte, aunque sí tengo que decir que compartimos poco en cuanto a ideales políticos dentro del ámbito familiar. Resulta curioso que siendo joven te afilies a un partido político, en este caso, y que todo lo que es el seno familiar sea un poco contrario a las ideas que yo tengo.

¿Qué sentiste cuando fuiste nombrado concejal?

Sobre todo alegría. Mucha alegría y satisfacción porque, como decía antes, desde los dieciséis  años hasta que entré con veintidós de concejal son seis años en total, en los que he estado trabajando mucho por Alhaurín de la Torre y también para la provincia de Málaga, además de otro cargo que tengo a nivel provincial. Es mucho trabajo, mucha dedicación. Siempre lo he hecho todo porque me gustaba, pero el que una persona como es nuestro Alcalde, un gran político de reconocido prestigio a nivel nacional, venga y te dé con su varita diciéndote: “tú vas a estar conmigo” y me ponga en la lista, ahí ya estás contento. Cuando la noche de las elecciones se gana y ves la alegría que hay en el partido, sientes que todo el trabajo que se ha hecho, de alguna manera, te lo recompensan los mayores. La verdad es que mucha alegría, mucha satisfacción y mucho orgullo de representar a tu pueblo, a mis vecinos y de que mi jefe, al cual le tengo un grandísimo respeto, haya contado conmigo.

¿Cómo asumes el reto diario de gestionar el Área?

Eso se lo debo a muchas personas que me ayudan. Tengo grandes profesionales, como son mis dos técnicos tanto de turismo como de fiestas. Siempre he escuchado a las personas mayores, me he criado en un ambiente así porque muchas veces me sentía desubicado con los de mi edad. Acostumbraba a irme también con los amigos de mi hermano, entonces siempre he estado con personas mayores que yo. Además, se dice que si quieres ser el mejor y hacerlo lo mejor posible, te tienes que rodear de los mejores y, en este caso, lo son tanto Paco como María, mis dos técnicos. Paco fue un fichaje que yo hice, como se suele decir en el argot de la política, y María ya estaba en Festejos. Le aseguramos su puesto aquí en la delegación y a Paco lo rescaté de otra área. Tenemos también muchas ayudas de agentes externos como empresarios del pueblo que ya son proveedores nuestros, pero hemos llegado a un punto en el que hemos conseguido que la mayoría de las empresas de Alhaurín de la Torre que trabajan con nosotros seamos como una familia. Esto puede malinterpretarse, pero el buen sentido de esta reflexión es que ellos ya se sienten partícipes de todos los eventos e intentan hacerlo lo mejor posible. Intentan ofertar lo mejor para el pueblo, lo más barato, las mejores calidades y es una implicación que yo le he exigido a todas estas empresas, aparte de lo profesional que se supone que tienen que ser. Tenemos mucha ayuda de profesionales totalmente altruistas como nuestro amigo Manolo Sarria, o “El Morta”, otro humorista, y la verdad es que, cuando decidimos hacer cualquier tipo de evento, tienes un séquito de profesionales y de gente que conoce el mundo este que, prácticamente me lo ponen todo en bandeja cada vez que queremos hacer algo. Creo que ese es el mérito de esta delegación: rodearnos de buenas personas. El éxito se lo debemos a estos grandes profesionales que siempre nos ayudan.

¿Qué es lo mejor de gestionar un área como Turismo y Festejos en Alhaurín?

La satisfacción más grande de gestionar el Turismo de Alhaurín de la Torre es que antes casi no había y ahora está empezando a existir. Tenemos un hándicap, pero nosotros le hemos dado la vuelta y lo intentamos transformar en una pieza clave del turismo de Alhaurín de la Torre, que es la cercanía a la Costa del Sol, a los pueblos de la Costa del Sol como Torremolinos, la propia Málaga o Benalmádena. Al ser un pueblo tan cercano a estos focos de gran interés turístico tanto nacional como internacional, esto hace que Alhaurín tenga un potencial turístico muy importante y que consiga arrastrar ese tipo de turismo hacia nuestro pueblo. Alhaurín de la Torre se aprovecha de ese turismo, pero también de la situación estratégica que tiene, ya que nos encontramos en un triángulo productivo: a tres kilómetros escasos de línea de playa, como yo digo muchas veces, en segunda línea de playa, estamos al lado del aeropuerto, muy cerca del parque tecnológico  y a escasos quince minutos del puerto de Málaga,  que ahora tiene una gran afluencia de turismo de cruceros. Entonces todo eso, en vez de pensar que nos quita, nosotros creemos que lo que nos aporta es público, es decir, turismo y turistas. ¿Cómo hacemos para atraerles? Si en Alhaurín de la Torre tenemos poca oferta turística-cultural, nosotros nos inclinamos más por un turismo de carácter temático. El turismo temático consiste principalmente en eventos. Cualquier persona puede coger un calendario de la web municipal o del área de turismo y ver que todos los meses incluso, en algunos casos, todas las semanas contamos con grandes eventos como fiestas, actividades culturales y conciertos, en los que pueden venir a visitarnos. Al alojarse en Torremolinos o en Málaga y venir al evento, gastan en Alhaurín de la Torre y ese es el principal motivo de una adecuada promoción turística de un municipio: el que se consuma y conozca el pueblo. Esa es la satisfacción más grande que nos mueve a nosotros, el ver cómo cualquier evento como, por ejemplo, la Villa del Medievo que celebramos en mayo, llena el pueblo de personas. De esta manera, se le da una gran difusión al pueblo y los comercios, bares y restaurantes están a tope. Incluso el año pasado a algunos les pilló de sorpresa y tuvieron que cerrar porque se quedaron sin material. Esa es la satisfacción plena y la más importante que nos queda cuando hacemos un evento, que el dinero se quede en Alhaurín de la Torre y los comerciantes, que son el motor del pueblo, se beneficien de ellos, pues para eso lo hacemos.

¿Sigues manteniendo la misma ilusión que el primer día?

Cada día más, porque nosotros empezamos la concejalía y la primera consigna que yo di a los técnicos fue: “vamos a estar un año y después vamos a darle una vuelta a todos los eventos que se hacen, tanto de festejos como de turismo. Cuando demos una vuelta completa a la delegación vamos a anotar y vamos a ver qué es lo que podemos hacer, qué es lo que se puede mejorar y qué es lo que vamos a mantener, pero de alguna forma lo vamos a potenciar”. Entonces eso hizo que a partir del segundo año se cambiaran en la delegación prácticamente todos los eventos. No hay ningún evento que sea igual que antes. El que se ha podido potenciar se ha potenciado como mínimo por tres y hay muchos que se han creado nuevos, para dinamizar el pueblo con ideas que he visto en otras localidades. Tenemos actualmente entre 14 y 15 proyectos para llevar a cabo. Todos los que queremos no se realizarán por el problema económico, así que los guardaremos en la recámara, pero el que, a pesar de la crisis, estén ahí esas nuevas iniciativas significa  que seguimos con ilusión y cada vez más. Esa ilusión y esa cartera de eventos que tenemos se la debemos también a todos los colectivos con los que contamos en Alhaurín de la Torre. Son más de 130 y nos están refrescando habitualmente con ideas y cosas que después podremos llevar a cabo o no pero que, sin duda alguna, el mérito también es de ellos, de las propuestas que nos hacen en el Ayuntamiento. Un pueblo que no tenga colectivos, que no tenga asociaciones culturales o que tenga muy pocas no tiene la misma dinámica que tiene hoy en día Alhaurín de la Torre. Entonces gracias al impulso que te dan ellos, al que te dan los vecinos y a que, estaría bueno que con 25 años  y dos de concejal la ilusión y los ánimos se te vinieran abajo, eso sería mala señal. Nosotros estamos cada vez más ilusionados y con más ánimo de cambiar muchas cosas.

Centrándonos ya en Alhaurín como destino turístico, ¿Qué es lo que nos ofrece? ¿Por qué deberíamos venir a visitaros?

En Alhaurín, aunque parezca que hay pocas cosas, hay muchas que se pueden ofrecer, pero como comentábamos hay que darlo a conocer mucho. El problema es que Alhaurín se conoce por la cárcel. Ahora dentro de lo que es el ámbito nacional no dejamos de escuchar sobre ayuntamientos que están en quiebra o con deudas. Alhaurín de la Torre, en ese sentido, es un pueblo saneado, que tiene superávit en las arcas municipales que hace del orden de 600 obras por legislatura valoradas en más de 50.000 euros. Ahora somos conocidos por esas dos cosas mayoritariamente, pero Alhaurín de la Torre se tiene que conocer por otras muchas cosas más como es, por ejemplo, por tener un spa municipal. Es el único pueblo que tiene uno que gestiona directamente el Ayuntamiento y es de los mejores de la provincia de Málaga entre los privados. Podemos ofertar turismo residencial y turismo de campo de golf. Tenemos el mejor campo de golf de toda la provincia y el más grande, con 19 hoyos. Está el primero dentro del ranking de los campos de golf. Podemos ofertar también un gran circuito turístico de montaña, para hacer senderismo en toda la sierra que compartimos entre Mijas y Alhaurín de la Torre, que próximamente será declarado parque natural. Después, también tenemos un gran abanico de actividades deportivas, muchos concursos a nivel nacional, a nivel internacional, tenemos el único Real Club de Tiro al Plato que hay en la provincia de Málaga en el que nos visitan todos los fines de semana entre 150-250 personas. Tenemos las mejores y el mayor número de instalaciones deportivas de la provincia de Málaga también y una cosa que es muy importante y que las personas mayores, sobre todo de nuestros países vecinos europeos valoran mucho, que es un pueblo muy seguro, en el que se ofrece calidad de vida, seguridad ciudadana y una gran gastronomía que yo creo que es inmejorable en nuestra provincia. Somos de los pocos pueblos que tienen cinco platos típicos y esa es una de las cosas que nos hace atractivos: nuestra gastronomía. Y como hemos comentado también antes, el gran abanico de actividades temáticas que ofrecemos prácticamente en cualquier fecha del año. Cualquier turista que venga por Málaga, por la provincia, puede venir a Alhaurín de la Torre un viernes por la noche o un sábado por la noche y podrá asistir a un concierto, visitar exposiciones, monumentos, ferias o ver algún campeonato nacional de cualquier actividad deportiva e incluso ir al Club Nacional de Tiro abierto o jugar al golf en nuestro campo. En fin, creemos que lo importante no es solo ponerlo todo en funcionamiento, que también, ni potenciar lo que ya tenemos, ahí discrepo con muchas personas. Lo que creo que es importante es que conozcan lo que tenemos que ese es el papel que tiene que jugar Alhaurín de la Torre y, por eso, cada vez que tenemos la oportunidad de salir fuera de nuestros límites a promocionar lo que tenemos pues lo hacemos.

¿Y qué papel representa la moda dentro de esas líneas de actuación del Área de Turismo y Festejos?

La moda en Alhaurín de la Torre nunca ha representado nada hasta que, por suerte, conocimos a NuevaModa, esta magnífica agencia de modelos que nos presentó uno de nuestros colaboradores, Manolo Sarria. Él me dijo: “Mario yo veo que a ti te gusta hacer las cosas, dentro de las posibilidades, lo mejor posible y a lo grande y darle caché y darle elegancia.” Nosotros en Alhaurín de la Torre estamos acostumbrados a hacer las cosas como no se hace en ningún sitio: a lo grande y con la máxima calidad. Manolo nos presentó a esta agencia y estuvimos reunidos con ellos el primer año. Así fue como empezamos a hacer simplemente la elección de la reina del pueblo y al ver la repercusión que tenía, la calidad y el cambio, ya que el salto de calidad fue monumental a lo que se hizo el primer año, empezamos a hablar de lo que ya tenemos proyectado y el salto va a ser como triple. Cuando la gente vio en Alhaurín de la Torre lo que se hacía la gente se volcó, el pueblo se volcó y prueba de ello es que han salido algunas copias, algunas réplicas, como se suele decir, de estos eventos que hacen algunos como la Asociación de Comerciantes y que nosotros siempre como Ayuntamiento tenemos la obligación de apoyar pero que va encaminado a otro tipo de moda. Yo no entiendo mucho de moda, las dos cosas que creo que en Alhaurín de la Torre representa la moda son dos direcciones totalmente distintas. En Alhaurín se hacen desfiles de moda. Los hacen algunos aficionados y otras empresas del sector de la moda que lo que buscan y lo que promueven como Asociación de Comerciantes es el dar a conocer la oferta en tiendas de moda que tiene Alhaurín de la Torre. Lo que se intenta es dar a conocer los comercios del pueblo y la oferta que tienen ellos. Está muy bien, pero claro también tenemos que promocionar lo que es el producto nacional alhaurino. Eso no tiene nada que ver con que después se haga una pasarela de alta costura y vengan diseñadores de primer nivel nacional e internacional. Ahí lo que buscamos es que el potencial de Alhaurín de la Torre salga de los límites de nuestras fronteras, se dé a conocer y que, por consecuencia, tengamos un gran atractivo con estos eventos y que nos visiten muchas personas. Que vengan a Alhaurín de la Torre y consuman en nuestro pueblo. Ese es el objetivo de hacer una gran pasarela de alta costura o de hacer, por ejemplo, lo que es la elección de la reina y de las pregalas que tienen lugar tanto aquí en Alhaurín como la que hacemos en Torremolinos.

Recientemente, estuviste en FITUR representando a tu tierra. ¿Cómo viviste la experiencia?

En FITUR, los pueblos como Alhaurín de la Torre tenemos que estar presentes, pero siempre cerrando reuniones previas y buscando contactos según la demanda que tengamos de los eventos. Ir a buscar contactos y listo. Con un día y medio o dos está más que de sobra el papel que tiene que jugar un pueblo como Alhaurín de la Torre en FITUR. Nosotros hemos traído muy buenos contactos de allí, hemos estado reunidos con varias empresas relacionadas con el sector de los artistas y de la producción de eventos. Hemos tenido también varias reuniones con turoperadores de cruceros, para ver si podemos enlazar algunas líneas de autobús desde el puerto de Málaga hacia Alhaurín de la Torre para hacerles algunos recorridos turísticos y hemos sacado bastante partido a la visita. Con tan solo la realización de uno de estos eventos o con que un autobús venga a Alhaurín de la Torre, esté dos horas y se vaya otra vez al crucero, solo con eso, está ya amortizado por tres el gasto que ha tenido Alhaurín de la Torre en FITUR. Se trata de un sitio de trabajo en el que tienes que ir a sota, caballo y rey. Creo que Alhaurín de la Torre ha estado muy bien representado este año y ha estado a la altura de lo que se merece un pueblo como el nuestro al mínimo coste, prácticamente cero.

¿Algún proyecto que puedas o quisieras adelantarnos tanto en el ámbito de la moda como del Turismo de Alhaurín en general?

Tenemos un gran proyecto, que no sería nuevo porque ya se hizo el año pasado, cuando transformamos Alhaurín de la Torre en un medieval. Este año prácticamente hay que hacerlo nuevo, pero no porque el año pasado se hiciese mal sino porque se van a cambiar muchas cosas que van a multiplicar el potencial de ese evento por tres. Ese es un gran reto que tenemos este año, aunque lo hayamos tenido el año pasado. Después, como evento nuevo, tenemos lo que hablábamos antes. Una nueva pasarela, en la que estamos viendo la posibilidad de tener uno o dos diseñadores del ámbito nacional e internacional que nos puedan visitar y tener una pasarela de moda de alta costura en Alhaurín de la Torre con los mejores. En el ámbito de la moda, lo mejor que se puede tener en una capital de provincia intentamos tenerlo en Alhaurín de la Torre y creo que con ese evento vamos a dar un gran salto de calidad dentro de la moda, vamos a callar muchas bocas también y vamos a hacer que nos den un poco la razón respecto a lo que es promocionar los comercios del pueblo y lo que es promocionar el pueblo fuera de nuestras fronteras.

Texto: Ana Soler

Fotografías: Cari Montenegro

Leave a Comment

Powered by WordPress | Deadline Theme : An AWESEM design.