Lydia Navas, de modelo a profesora de Universidad

xii_vfw_rauldap_07_2012

Has  trabajado  como  modelo  y  además  empezaste  muy  joven…  ¿Cómo  fueron  tus   inicios  en este  mundo?  

Sí, además lo recuerdo con mucho cariño.  Mi  primer  desfile  lo  realicé  con  11  años  para   una  marca  infantil. Pero  fue  con  la  edad  de  14  o  15  años  cuando  comencé  a  trabajar   más  asiduamente.  Desde  mi  ciudad  natal, Málaga,  a  Madrid,  Barcelona,   Valencia,   Milán…  o  incluso  a  cruzar  el  charco  hasta  México.  Siempre estuve dispuesta a coger la   maleta y trabajar allá donde fuera.  Apenas  tuve  momentos  difíciles,  afortunadamente siempre  traté  de  ir  por  buen  camino  y  las  ideas  claras.  Eso me ayudó bastante.

¿Qué  es  lo  que  te enamoró  de  la  moda  para  que  comenzaras  a  trabajar  en  ella?  

Sobre todo me divertía.  Conocía a gente interesante y no tan interesante.  Viajaba, algo   que me encanta, aventurarme.  Y además, lo que más me entusiasmaba, ser partícipe   de algo creativo.  Es  excitante  ver  las creaciones  de  los  diseñadores,  su performance  y   tener  el  privilegio  de  interpretarla  y  mostrarla  al  público por  primera  vez.    Comencé  a sentirla  desde  una  perspectiva  artística,  desde  la  peluquería,  maquillaje, vestuario,   escenografía,  etc.  y  en cada  trabajo,  intentaba  dar  lo  mejor  de  mí.

Tonuca_060

¿Cuáles  crees  que  deben  ser las  cualidades  tanto  físicas  como psíquicas  que  debe   tener  una persona  que  quiera  dedicarse  al  modelaje?  

 Las  cualidades  físicas  dependerán  mucho  del  cliente  para  quien  vayas  a  trabajar.  Las   modas  han  ido cambiando  y  la  evolución  del  ideal  de  belleza  desgraciadamente  se  ha   convertido  en  una  extravagancia esquelética.  Algo irreal.  Aunque,  cabe  resaltar  que  no   todos  los  diseñadores  están  a  favor  de  esta preferencia y  hay  quienes  buscan  a  la   mujer  u  hombre  del  día  a  día  para  mostrar  sus  tendencias, afortunadamente.  Por otro   lado,  no  soy  especialista  en  psicología  pero  puedo  decir,  desde  mi  punto  de  vista y  tras   mi  experiencia, que  debes  ser  una  persona  emocionalmente  fuerte.  Positiva.  Tener   confianza en uno mismo es muy importante.  Y  como  comentaba  al  principio,  con  las   ideas  claras  y  pies  sobre  la  tierra.

Sin  salirte  del  ámbito  artístico,  a  pesar  de  trabajar  como  modelo  decidiste  estudiar   Bellas Artes  y  eso,  te permitió  haber  tenido  tus  propias  exposiciones  ¿Qué  reflejabas   en  ellas? 

Algo  que  la  mayoría  de  mis  obras tienen  en  común  es  el  desnudo  que  va   desde  el  interior  al  exterior  de  la persona,  ya  sea  de  una  manera conceptual  o  realista.   Las emociones.  El sexo.  La inconsciencia.  La mujer.  La música.

¿Qué  es  lo  que  viste  en   el  arte  para  dedicarte  plenamente  a  ello? 

Bueno, me llevo dedicando desde que tengo   uso de razón.  Nunca  dejé  de  expresarme  a  través  de  cualquiera de  las  artes:  la  pintura   (sobre  todo),  fotografía,  etc.  incluso  cuando  trabajaba  como  modelo,  me  lo  tomaba como  un  arte  de  actuación.  El  arte  es  mi  vía  de  escape,  una  forma  de  expresión.  Me   apasiona.

¿Sigues creando? 

¡Por supuesto!  Lo llevo en la sangre y no lo puedo evitar.  Aunque  mi   trabajo  actual  no  me  permite dedicarme  el  tiempo  que  quisiera,  encuentro  mis   momentos.  Tengo  una  lista  de  inspiraciones  en  la  cabeza que  están  deseando  ser   libres…  la  verdad  que  debo  ponerme  a  ello  más  a  menudo,  es  bueno  deshacerse  de   ellas  para  que  te  lleguen  otras  nuevas.

Ahora,  en Ecuador,  eres  profesora  de  la  Facultad  de  Ciencias  de  la  Comunicación  en  la Universidad  de  la  ciudad  de  Manta.  ¿Qué  te  hizo  dar  ese  salto  enorme  para  dedicarte  a   la docencia  y  dejar  aparcado  el  mundo  de  la  moda? 

Esa es otra de mis facetas…  Me   gusta enseñar.  De  niña  jugaba  a  ser  maestra  y  en  el  colegio  ayudaba  a compañeros  con   clases  particulares.  Siempre  compaginé  la  moda  y  nunca  dejé  de  lado  mis  estudios  y  otras  aficiones.  Cuando  terminé  mi  carrera,  me  saqué  una  especialización  y  lo  que  más   me  apetecía  era ejercer  mi  título  de  cualquiera  de  las  formas.  Y  tras  muchos  intentos   fallidos  en  España,  un  día  me  llegó  un mail  en  el  que  decía  que  necesitaban  docentes   en  el   área  del  que  yo  me  había  especializado  (artes  visuales y multimedia)  y   sin   pensarlo,  envié  mi  currículum.  A  la  media  hora  me  contestaron  citándome  para  una   entrevista  por  skype  y  una  semana  después,  justo  a  los  7  días,  estaba  viajando  a  mi   nuevo  destino; Portoviejo,  Ecuador.

De  modelo  a  profesora  de  Universidad  ¿Tienes  algún  proyecto  futuro  en  manos? 

Sí…   Ecuador  me  ha  dado  muchas  oportunidades  profesionales  y  todas  ellas  relacionadas   con  el  mundo  del arte  y  la  comunicación.  Es  por  eso  que  tengo  en  mente  seguir   avanzando  e  intentar  llegar  a  gestionar  de manera  particular  algo  relacionado  con  ello.   En eso estamos…

2012-11-23 08.39.32

¿Te queda alguna meta por conseguir? 

Espero tener  siempre  metas   que  conseguir,  la  vida  se  trata  de  eso  mismo.  Aún me quedan muchas batallas.

¿Crees que no es para siempre? 

Si  te  refieres  al  mundo  de  la  moda,  sí  puede  ser  para   siempre,  ¿por  qué  no?  La moda está ahí.  Tú decides cuál es el camino que quieres   seguir.  Yo no la he dejado.  La  tengo  aparcada  y  sigo  vinculada  a  ella,  quizás en  estos   momentos  de  mi  vida  no  la  ejerzo,  pero  eso  no  quiere  decir  que  no  lo  vaya  a  volver  a   hacer  en cualquiera  de  sus  modalidades.  Además mantengo contacto con muchos   amigos (diseñadores, fotógrafos, maquilladores, compañeras, etc.).   Sigo disponible   para cualquier aventura y diversión.

¿Qué  consejo  le  darías  a  las  jóvenes  que  están  comenzando  en  este  mundo  tan   competitivo como  modelos? 

¡Uy!  Competencia  es  lo  que  más  hay  y  no  solo  en  el  mundo  de  la  moda.  Sean ustedes   mismos, siempre. Confiad en quienes sois y lo que hacéis.  Con  la  arrogancia  no  se   llega  a  ningún  lado  y  con  la  humildad podéis  llegar  a  muchos  partes.  No  os  dejéis  llevar   ni  por  el  qué  dirán  ni  por  lo  os  llega  de  las  malas lenguas. Divertíos  y  sacad  el  mejor   provecho  y  el  lado  positivo  de  lo  que  hagáis.  Y  me  reitero,  pies  en  la  tierra,  bien firmes   e  ideas  claras!     Hay  tres  conceptos  que  siempre  me  digo,  en  cualquiera  de  las  circunstancias  en  las   que  me  encuentro  y  que  hasta  ahora  me  ha  ido  muy  bien:  paciencia,  constancia  y   valor.

Lyli

Para terminar, ¿Cómo se definiría Lydia Navas? 

Podría  considerarme  una  persona  de  carácter  fuerte  pero  con  una  gran  sensibilidad.   Muy amiga de mis amigos.  Luchadora y soñadora.  Creativa.  Positiva  la  mayoría  de  las   veces  y  negativa  en  pocas  ocasiones,  no me  dejo  serlo.  Enamoradiza y apasionada…   Pero  realmente  esa  pregunta  me  gustaría  que  la  respondieran quiénes  me  conocen   porque  una  desde  dentro,  no  lo  ve  todo…  y  también  me  gustaría  saber  cómo  soy  yo desde  otro  punto  de  vista.  Eso estaría bien.

Leave a Comment

Powered by WordPress | Deadline Theme : An AWESEM design.