VICTOR VÁZQUEZ

dsc_1119

¿Qué puedes hacer si has cogido esos temidos kilos de más este verano? ¿Si has perdido la forma física que tenías y te habías trabajado antes de la época estival? Sabéis a lo que me refiero ¿no?
Recuperar la forma física que teníamos antes del verano, estar en el mismo peso, sea cual sea vuestro objetivo, debe ser un proceso paulatino. Los meses de verano no los vamos a solucionar en semanas o en un mes aunque con la llegada de septiembre y la vuelta a la normalidad tenemos un nuevo reto: vuelta al gimnasio o a cualquier actividad física, con la motivación de “quemar” esos excesos.
¡Tómate tu tiempo! No te rindas al no ver los resultados esperados. La idea para mantener la motivación de las primeras semanas es planificar nuestros entrenos y dieta en base a los objetivos pequeños y a corto plazo, y a ver los resultados que se logran con esos pequeños logros.

MUSCULACIÓN

Si por ejemplo eres levantador de pesas, comenzar tus entrenos después de verano con el mismo pero sería un error. El poco descanso, la falta de actividad física y la “dieta” que llevaste durante las vacaciones han provocado la pérdida de masa muscular. Por eso levantar el mismo peso va a ser difícil, y podría ocasionarte una lesión que te dejará sin entrenar durante más tiempo. Lo recomendable es empezar con un poco menos de peso en tus ejercicios de pesas y verás cómo vuelve el progreso. Con los objetivos a medio plazo en tus ejercicios y bien planificados de una manera progresiva no sólo llegarás a tu mejor marca, ¡sino que la mejorarás!

PERDER PESO

Si el objetivo es perder los kilos de más no hay problema. Nuestro primer objetivo es claro: NO comer, NO hace que perdamos peso. No es conveniente saltar el desayuno, que es la comida más importante del día y tampoco dejar de cenar, por miedo a engordar durante la noche. Las cenas deben ser ligeras y suaves, lo que nos permitirán una mejor digestión y un mejor descanso durante la noche.
El segundo consejo es comer cada dos o tres horas para llegar a las siguientes comidas saciadas y no pegarnos un atracón indeseado. Si entre comidas sentimos la gran necesidad de picar hay que intentar no caer en la tentación de lo dulce. Para ello comeremos una pieza de fruta, ya que la fructosa provocará un efecto parecido a la glucosa en nuestro organismo, pero menos perjudicial a la hora de perder peso.

ALIMENTOS

Respecto a los alimentos que en los beneficiarán y ayudarán con nuestro objetivo la conclusión es clara: todo natural y fiable. Las conocidas dietas milagro, no solo no existen sino que además provocan “efecto rebote”. Poco a poco llegaremos más lejos.
En nuestra nevera no pueden faltar las verduras, frutas, carnes (bajas en grasas) y el pescado. En resumen, no perder la paciencia, ser constantes y anotar nuestros logros a corto plazo para ver como progresamos y así no desmotivarnos, para lograr vuestro objetivo.

EJERCICOS

Os recomiendo hacer esta serie de ejercicios a lo largo de la semana para este primer mes de comienzo de la actividad física de una manera progresiva.

ejercicios

Leave a Comment

Powered by WordPress | Deadline Theme : An AWESEM design.